La industria está adoptando tecnologías para planificar, controlar y hacer más eficiente la operación, pero falta avanzar en el cambio cultural y capacitar capital humano.

Fuente: Diario Financiero

La pandemia ha acelerado la transformación digital de diversos sectores, donde la adopción de tecnologías ha sido la pauta, pero con un bajo cambio cultural.

La industria de la construcción -una de las más retrasadas en esta materia según el Índice de Transformación Digital de Empresas de 2020- no es la excepción, acelerando principalmente procesos “relacionados con el “back office, la logística y el abastecimiento”.

Así lo señala Juan Carlos León, gerente general de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), quien afirma que el escenario de Covid-19 ha impulsado “la incorporación de múltiples y diversas herramientas tecnológicas para la gestión de datos, planificación de proyectos, control de acceso y asistencia, entre otros”.

De acuerdo con el Índice de Transformación Digital de Empresas de 2020, realizado por Corfo, la Cámara de Comercio de Santiago y la consultora PMG Business Improvement, esta industria posee los niveles más bajos de madurez digital, un 33% en comparación a otras industrias, como la salud -50%- o las telecomunicaciones -53%- donde seis de cada diez empresas presentan un nivel de “principiante digital” o un rango menor.

Transformación Digital

Adopción Tecnológica

Según el estudio “Transformación digital en la industria de la construcción”, de iConstruye – plataforma que digitaliza los procesos de abastecimiento, logística y pago entre compradores y proveedores- las empresas aumentaron la adopción de tecnologías. Entre ellas, el Software as a Service (SaaS), como Builder -un asistente tecnológico de planificación; programa Bimling – reportes de incumplimientos normativos de arquitectura en modelos 3D con metodología BIM- además de incrementar el uso de celulares para comunicación en las obras, sensorización y el fortalecimiento del 4G.

“Con los software se pueden gestionar los canales de compras, abastecimiento, la comunicación con los subcontratistas, sin tener que invertir en grandes infraestructuras. Mientras que el uso de los aparatos tecnológicos es para la gestión de las obras y su optimización” explica Yuval Shats, CRO de iConstruye.

La directora ejecutiva del Centro Tecnológico para la Innovación en la Construcción (CTeC), Carolina Briones, señala que han visto un aumento en la adopción del BIM (por su sigla en inglés Building Information Modeling), “un software que permite modelar la edificación, planificar la construcción y todo su ciclo de vida a través de modelos virtuales”, indica.

Transformación Digital

El BIM se ha implementado gracias a una iniciativa público privada que lideró Corfo y Plan BIM, con la intención de que en 2020 gran parte de las instituciones públicas a licitarán sus proyectos con esta metodología, lo que de paso impulsaría al sector privado a su adopción.

Briones comenta que “lamentablemente vino la pandemia y la incorporación ha sido lenta. Pese a la baja implementación del BIM, como CteC podemos ver que los clientes tienen un gran interés en adoptarlo”.

Desafíos: cultura y capital humano

Respecto a las dificultades que han limitado la transformación cultural de la industria, los especialistas coinciden y atribuyen en que se debe entender el proceso como un cambio cultural.

León de CDT cree que las dificultades no radican en las tecnologías como tal, sino que están presentes en las tomas de decisiones de las empresas. “Esto no tiene que ver necesariamente con adquirir los últimos software o computadores que ofrece el mercado, sino con una nueva forma de hacer las cosas, de pensar en lo digital, ya sea a nivel de los directivos como de colaboradores”, dice.

Shats de iConstruye, en tanto, considera que lleva mucho tiempo explicar a las compañías que utilizar herramientas digitales va a permitirles ahorros en varios ámbitos. “Los gerentes generales siguen liderando la transformación digital en la industria, pero las que entienden el cambio y son más ágiles, derivan esta función al comité de gerente o gerente de transformación”, sostiene el ejecutivo.

Briones del CTeC, agrega que ha surgido otra dificultad adicional al cambio cultural. “El capital humano no está capacitado. No estamos preparando a los estudiantes de instituciones de educación superior para los nuevos requerimientos de la industria. Se les sigue preparando como hace 20 años, por lo que no están aprendiendo estas habilidades de BIM o sobre digitalización en la construcción”, argumenta.

Los expertos concuerdan en que será clave que las empresas de la construcción formen alianzas con las startups, permitiendo acelerar la adopción digital y hacer más eficientes los procesos. “A las empresas grandes les toma más tiempo adoptar tecnología, entonces tienen que salir a formar alianzas con las startups, ya que ellas manejan a la perfección la tecnología que les falta”, señala Briones.

Ver Anterior

Pilotes de cimentación: una nueva función para las impresoras 3D de hormigón

Ver Siguiente

Juan Carlos León, gerente general de la CDT, participó en artículo relacionado a la Transformación Digital

Comentar Publicación