La construcción sustentable es el desarrollo de edificios e infraestructuras que no solo cumplen las necesidades de las personas, sino que también toman en cuenta su impacto en el medio ambiente

Fuente: Notirasa

Con el calentamiento global y otros problemas ocasionados por el crecimiento de la población, la contaminación y el uso de los recursos, cada vez es más importante desarrollar proyectos que nos permitan tener una vida más amigable con el medio ambiente, y una de ellas es la construcción sustentable. 

La construcción sustentable es el desarrollo de edificios e infraestructuras que no solo cumplen las necesidades de las personas, sino que también toman en cuenta su impacto en el medio ambiente y reducen el daño generado, así como el uso de recursos. Gracias a esto, es posible afrontar problemas ambientales de la actualidad y prevenir otros. 

Esta tendencia incluye tanto la edificación, como la restauración, rehabilitación y demolición de otras construcciones, tomando en cuenta el entorno, respetando los principios ecológicos y optimizando el uso de materiales y recursos naturales para afrontar retos actuales, así como asegurar un mejor futuro para las próximas generaciones.

De acuerdo con especialistas en la materia, una construcción de este tipo brinda ventajas más allá del medio ambiente, pues también tiene grandes beneficios económicos para el propietario de la misma, pues reduce costes en varios ámbitos. 

En primer lugar, se gasta menos en la demolición de una construcción antigua, materiales nuevos y el uso de maquinaria, ya que, gracias a las nuevas tecnologías, es posible usar un equipo que utilice menos energía, y contamine menos, disminuyendo incluso el ruido a diferencia de la maquinaria tradicional, como es el caso de hormigoneras y herramientas de corte.

Además, se utilizan materiales de gran calidad y larga duración, por lo que será menos probable tener que gastar en reemplazos o mantenimiento en el futuro. Se aprovechan mejor los recursos, se desperdicia menos material y producen menos desechos. En comparación, una construcción común consume del 20% al 50% de recursos naturales y genera muchos contaminantes, impactando de manera negativa el entorno.

Al estar construidas de manera planificada con el ambiente, aprovechan el agua del entorno, disminuye el precio de la electricidad gracias al uso de paneles solares y no requieren aire acondicionado, pues cuentan con ventilación cruzada de manera natural.

construcción

Ejemplos de construcciones sostenibles en México

México cuenta con grandes ejemplares de construcciones y proyectos sostenibles en distintos estados. En el caso de la Ciudad de México, cuenta con la Biblioteca Vasconcelos, el Corporativo Dos Patios y la azotea más grande de LATAM; cada uno, con un diseño increíble.

Por ejemplo, la Vasconcelos cuenta con un jardín botánico de 26 mil metros cuadrados; el Corporativo no necesita iluminación de día gracias a sus grandes ventanales; mientras que  la azotea tiene 126 especies de plantas y un estanque de mil litros en un espacio de 2 mil 700 metros cuadrados.

En cuanto a otras entidades, Morelos cuenta con el Tubohotel en Tepoztlan, construido con tubos reciclados de hormigón los cuales mantienen el calor en la habitación. Asimismo, en Quintana Roo se desarrolla el proyecto de la Torre GSI en Cancún, la cual cuenta con 20 pisos y tendrá espacios de vegetación en el estacionamiento.

Ver Anterior

Transformación digital y tecnología de ‘vestir’, aliados de la construcción

Ver Siguiente

Industria de la construcción se suma a Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Comentar Publicación