A través de un equipo especializado, el Instituto Chileno del Acero – ICHA elaborará trimestralmente un informe que estará disponible para todos sus socios sobre el consumo aparente de acero en Chile.

Juan Carlos Gutiérrez, director ejecutivo del ICHA, señaló que “el consumo aparente de acero es un muy buen indicador de la actividad de la industria del acero, dado que relaciona la producción, la importación y la exportación de acero en un período, y se puede relacionar directamente con los variables económicas estratégicas del país”. Este informe, agregó, será de gran ayuda para la toma de decisiones de inversión y desarrollo en las industrias de ingeniería, diseño, construcción, minería y metalmecánica”.

La Misión del ICHA es contribuir a la productividad de la industria del acero, siendo un referente técnico que permita impulsar el desarrollo de soluciones integrales en acero y velando por su calidad.

“Mantener a nuestros socios informados sobre el consumo aparente de acero es un forma de contribuir al desarrollo de la industria y la promoción del uso del acero, por lo que de esta manera creemos que estamos cumpliendo con la principal misión del ICHA”, señaló Juan Carlos Gutiérrez.

Estructura Acero

Consumo aparente 2016-2020

Durante el último quinquenio, el consumo aparente ha evolucionado positivamente año tras año con tasas de crecimiento promedio de 2,6% entre 2016 y 2019.  Esta actividad se interrumpió en 2020, donde el consumo aparente tuvo un fuerte descenso de un 16% respecto del año anterior, en línea con la variación experimentada por el sector construcción que disminuyó un 12,2% en el mismo período.

En los últimos 5 años, la importación de aceros laminados fue la variable que más ha crecido en términos de volumen, pero a su vez fue la más perjudicada por los efectos de la pandemia durante el año 2020. Entre los años 2016 y 2019, la importación de laminados creció un 20,9%, a diferencia de la producción de acero laminado local que creció un 3,3% en el mismo período.

Consumo aparente 2019-2020

Respecto de las cifras de 2020, el ejecutivo indicó que la mayor caída del consumo aparente ocurrió durante el segundo semestre 2020, período que explica el 75% de la caída total respecto del 2019.

En cuanto a las importaciones, estas registraron una disminución del 22,5% respecto del período anterior, lo que se traduce en 437 mil toneladas menos recibidas desde el exterior durante 2020.  En tanto, las exportaciones cayeron en un 14,5% equivalente a 34 mil toneladas menos.

Acero

El informe agrega que la producción nacional de acero laminado en 2020 cayó un 4,3%, totalizando 1.068.600 toneladas durante el período. Cabe destacar que el comportamiento de la industria del acero nacional fue mejor al que mostró la economía chilena en 2020, que cayó en un 6 %.

Para 2021, ICHA proyecta una recuperación del consumo aparente en torno al 8%, impulsado principalmente por la reactivación de la construcción. Esta proyección es superior a las estimaciones de crecimiento esperado para la economía del país que es de un 6%.

Ver Anterior

Centro de Estudios e Investigaciones del Petróleo Rey Abdullah: Un panal de hormigón en pleno desierto

Ver Siguiente

Parque de Innovación CTeC, una ventana al futuro para la industria de la construcción

Comentar Publicación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *