China cuenta actualmente con el segundo rascacielos más alto del mundo, pero puede ser superado por un nuevo rascacielos en Europa. Esto, si es que la firma de arquitectura británica Kettle Collective logra hacer realidad su ambiciosa propuesta. Nombrado como Lakhta Center II, el edificio está proyectado para San Petersburgo, Rusia y presentaría una forma retorcida que alcanza una altura vertiginosa de 703 metros.

Su estética y la punta en forma de aguja del Lakhta Center II, hacen referencia a las famosas agujas de las iglesias de San Petersburgo y están diseñadas para reducir las cargas de viento aplastantes que enfrentan los edificios a tales alturas. El rascacielos, tendría 150 pisos y el superior estaría a una altura de aproximadamente 590 metros, convirtiéndolo en el piso ocupado más alto del mundo, explican los arquitectos.

El diseño interior de la torre incluiría espacio para oficinas, áreas residenciales y comodidades, con atrios de triple altura y espacios verdes que buscan romper con la monotonía de todo el acero y vidrio, proyectado para el edificio.

“La torre nace de una idea atrevida que se ha inspirado en la energía en todas sus formas, desde las ondas helicoidales generadas alrededor de los cuásares del espacio profundo, hasta las espirales de energía de las olas. La capa exterior del edificio se crea a partir de columnas en espiral que forman una diagrid helicoidal orgánica abierta, mientras que la estructura está tallada por una serie de atrios en espiral compartidos con espacios públicos verticales”, añaden los arquitectos.

+Información: https://kettle.co/

Ver Anterior

Piscina conecta dos edificios en Londres

Ver Siguiente

Avances en moldajes y andamios: Modelo constructivo

Comentar Publicación