Con el propósito de fortalecer el proceso educativo formal de niños y jóvenes este año Finning, a través de su Fondo Concursable, decidió implementar lugares de estudios para niños y jóvenes de Aldeas SOS en Antofagasta. La iniciativa consistió en habilitar tres salas de estudio con computadores, impresora, data e insumos para su uso. “Con este proyecto buscamos apoyar a niños y jóvenes en situación de alta vulnerabilidad, creando un espacio especial para que la educadora realice reforzamiento y nivelación de contenidos escolares.

Finning Salas

Como Compañía nos sentimos orgullosos de apoyar en la formación de las nuevas generaciones y entregarles un espacio que les permita desarrollar sus capacidades”, señaló Daniela Flores, gerenta de comunicaciones y AAPP de Finning. El proyecto fue ejecutado por voluntarios de Finning que trabajan en el Centro Integrado del Conocimiento, IKC, en Antofagasta, quienes además de apoyar con las gestiones de compras, realizaron la instalación y habilitación de los equipos en cada uno de los hogares de menores. Joel Valenzuela, director de Aldeas Infantiles Antofagasta, agradeció el aporte de Finning y sus voluntarios y añadió que “esta ayuda nos ayudará a acortar la brecha tecnológica de los niños y jóvenes y nos permitirá potenciar su educación e inserción en el mundo futuro”.

Ver Anterior

Minería registra 100 proyectos con aprobación ambiental por más de US$ 25 mil millones al primer trimestre

Ver Siguiente

Revelan diseño de rascacielos “ultra delgado” en Sídney

Comentar Publicación