Fuente: Peri

En Alemania, específicamente en la ciudad de Beckum, Westfalia, se construye un proyecto residencial de dos pisos impreso en 3D. La estructura contará con 80 metros cuadrados en cada planta, con paredes construidas por la impresora 3D de hormigón BOD2.

Liderado por una empresa especializada en la fabricación y distribución de encofrados, andamios y apuntalamientos, el proyecto de construcción ha conseguido las aprobaciones reglamentarias y ha avanzado a paso firme en su desarrollo.  Un sistema constructivo que se proyecta a futuro como uno de los más utilizados en Alemania, comentan sus promotores. El desarrollo de la casa requirió una sola máquina y dos operadores en el sitio.

Impresión 3D

La impresora 3D de hormigón, con una velocidad de impresión de 1 m/s, tardó solo unos 5 minutos en producir 1 m² de doble pared. “La impresión 3D está cambiando fundamentalmente la forma en que construimos y el proceso de construcción residencial. Como este es el primer edificio de este tipo, nos esforzamos por imprimir a un ritmo más lento de lo que realmente es posible. Queremos aprovechar esta oportunidad para ganar más experiencia en las operaciones del día a día, ya que esto nos ayudará a aprovechar aún más el potencial de ahorro de costes de nuestra tecnología en el próximo proyecto de impresión”, comentan los responsables de la construcción.

La estructura consiste en paredes de cavidades con triple capa, que se rellenan de una mezcla aislante. Durante el proceso de impresión 3D, el operador tiene en cuenta los conductos y conexiones de agua, electricidad, etc. que se instalarán más adelante.

Por el lado de los materiales, se desarrolló  un hormigón creado específicamente para cumplir con los requisitos de la impresión y la construcción 3D.  

Ver Anterior

Pavimento solar fotovoltaico doméstico

Ver Siguiente

Restauración del Palacio Pereira: Una nueva historia

Comentar Publicación