¡La innovación y la tecnología también han llegado a nuestro campo! Aunque, por su naturaleza, la industria de la construcción (diseño, ejecución y supervisión) cuenta a este respecto con un nivel inferior al de otros sectores productivos, lo cierto es que en cada una de las fases del ciclo de vida de los edificios, ciudades e infraestructuras se están incorporando nuevos elementos y herramientas innovadores.

Fuente: Espaciosto

Arquitectos, aparejadores, ingenieros, maestros de obra, operarios, propietarios, rehabilitadores, inspectores, etc. tienen ahora la gran oportunidad de aprovecharse de las nuevas tendencias del mercado. A continuación, desde Sto, os detallamos algunas de ellas:

Drones: Desde las alturas, favorecen la medición topográfica y permiten coordinar el uso de maquinaria pesada, controlar la eficacia de las obras, inspeccionar, planificar o comercializar obras y proyectos.

Impresoras 3D: Aunque no de grandes dimensiones, ya es posible imprimir una casa habitable. Esta herramienta ha entrado de lleno en el sector favoreciendo el trabajo con hormigón y otro tipo de materiales pesados para la creación de muros, ladrillos o materiales aislantes.

innovación

Robótica: Los robots aplicados a este campo son capaces de colocar 3.000 ladrillos al día, levantar muros pesados, construir las paredes dejando espacio para puertas, ventanas, cableado o fontanería, según el diseño que los constructores, o fabricar muros a pie de obra.

Realidad aumentada y realidad virtual: Muy útil, por ejemplo, para previsualizar las diferentes opciones de acabados sobre un mismo modelo, visitar un emplazamiento sin desplazarse, presentar a concurso un proyecto de construcción…

Internet de las cosas: Ayuda a mejorar la capacidad de adaptación de las edificaciones, reduciendo el consumo de tiempo y recursos, y permite monitorizar todas las variables que conlleva la rehabilitación o construcción, favoreciendo la toma de decisiones en tiempo real y su automatización.

BIM: Este software, cuyas siglas responden al término en inglés de Building Information Modeling está marcando la diferencia respecto al modelo anterior gracias a su capacidad para integrar varias disciplinas y herramientas tecnológicas. Gracias a su aplicación, los proyectos que se obtienen tienen mayor calidad arquitectónica, constructiva y definitoria, con una estimación mucho más cuantificable que la que aportan las herramientas de uso actual.

Nuevos materiales de construcción: La materia prima utilizada en obras también está sufriendo un cambio tecnológico e innovador con nuevos productos que permiten sustituir aditivos químicos por otros basados en componentes naturales, en la instalación de sistemas que hagan uso de energías renovables, en la optimización del aislamiento térmico, en la puesta en marcha de nuevas modalidades de producción.

Ver Anterior

Acústica en la arquitectura: Estrategias y tendencias de diseño

Ver Siguiente

Webinar Climatización y Eficiencia Energética

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Comentarios

Comentar Publicación