El Grupo de Investigación de Tecnología Edificatoria y Medioambiente (TEMA) de la Escuela Técnica Superior de Edificación (ETSEM) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) en España, lleva años ensayando morteros ecoeficientes que buscan disminuir el impacto ambiental de los materiales empleados en el sector de la construcción. Este grupo desarrolló el primer mortero sostenible que incorporó residuos de fibras como subproducto para su fabricación. Además, en otro estudio, demostraron que los morteros con fibras recicladas ofrecerían valores de resistencia, absorción y permeabilidad muy similares a los que tienen los morteros con las fibras comerciales; valores que superan los mínimos exigidos por la normativa actual.

morteros con materiales reciclados

En el más reciente estudio realizado por estos expertos, han obtenido resultados que indican que estos morteros reciclados tendrían un buen comportamiento frente al fuego, ya que la incorporación de estos residuos de fibras permitiría mantener unas propiedades mecánicas adecuadas para su uso, que evitarían, además, el comportamiento de desprendimiento explosivo de los morteros. También demostraron que los morteros de cemento con residuos de lanas minerales no arderían, por lo que no aportarían más carga al fuego y no liberarían gases ni humos asfixiantes en caso de incendio.

morteros con materiales reciclados

“Hemos comprobado que este material mantiene sus capacidades resistentes a temperaturas de hasta 700º C y presentan también muy baja conductividad térmica, por lo que además de no colapsarse, sería capaz de proteger otros elementos de materiales combustibles y así impedir que los incendios se propaguen. Incluso, hemos observado que sufren un proceso de enfriamiento más lento que los morteros sin reforzar, por lo que se evita la aparición de grietas tras la extinción del incendio”, explican los investigadores. En definitiva, añaden, “podemos afirmar que la incorporación de residuos de lanas minerales como refuerzo en morteros con base de cemento resulta una alternativa viable en cuanto a su comportamiento al fuego y, además, con su fabricación se consigue reciclar hasta un 50% del volumen de la arena empleada, lo cual supone una gran cantidad de ahorro de materia prima y un elevado reciclaje de volumen de lanas minerales” concluyen los investigadores.

+Información: www.upm.es

Ver Anterior

Revelan diseño de rascacielos “ultra delgado” en Sídney

Ver Siguiente

Imprimen casas en 3D en Estados Unidos

Comentar Publicación