Una startup luxemburguesa probará pronto su TerraBox, una fábrica totalmente automatizada armada a partir de varios contenedores de transporte, que toma arena y produce paneles solares. La empresa pretende enviar a los desiertos estas pequeñas cajas en forma de contenedor, capaces de construir paneles solares utilizando únicamente electricidad y arena como materia prima, para contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Terrabox

Pero los planes de este proyecto no están solo en la Tierra. Y es que esta tecnología podría llegar también a la Luna, Marte y más allá, para ayudar a las futuras colonias espaciales a satisfacer sus necesidades energéticas. “TerraBox cabe en contenedores de transporte, lo que permitiría transportar las minifábricas a los desiertos de todo el mundo y producir energía limpia y renovable”, indican sus creadores.

Los primeros pilotos de TerraBox comenzarán a operar en 2022, pero la empresa ya está trabajando en una versión lunar adaptada, diseñada para convertir el regolito lunar en silicio de alta pureza. Esto sería teóricamente suficiente para producir un megavatio de energía al año. El proceso de fabricación de paneles solares también libera oxígeno como subproducto, que podría ser utilizado por los futuros astronautas para crear ambientes respirables en el espacio.

Según la empresa, los paneles solares actuales serían más limpios que nuestra mezcla energética actual, pero su proceso de producción produciría más CO2 por kWh, que lo que necesitamos para 2040 para detener el calentamiento global. Es por ello que afirman que sus paneles serían 100% limpios, desde el momento en que se producen hasta el final de su vida útil.

+Información: www.maanaelectric.com/

Ver Anterior

Invernaderos en cubiertas de edificios para reducir su consumo energético

Ver Siguiente

“Es fundamental contar con la medición del carbono de ciclo de vida completo de la edificación”

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Comentar Publicación