La Thammasat University Rooftop Farm (o TURF), diseñada por Landprocess, transforma un área de tejados abandonados que pertenece al Campus Rangsit de la Universidad de Thammasat para su uso como una granja orgánica. 

Fuente: Ecoinventos

El proyecto incorpora la energía solar y la recogida de agua de lluvia, y se usa para enseñar técnicas de agricultura sostenible.

TURF mide aproximadamente 22.000 metros cuadrados y, según Landprocess, es el huerto orgánico en azotea más grande de Asia. Su diseño general se asemeja a los tradicionales campos de arroz tailandeses.

Alberga más de 40 especies comestibles, incluyendo arroz, vegetales y hierbas autóctonas, y árboles frutales, que son elegidos para adaptarse a las condiciones del lugar.

Según Landprocess, el proyecto produce hasta 80.000 comidas con alimentos orgánicos cada año para la universidad. El comedor del campus ayuda entonces a hacer compost a partir de los residuos de alimentos para fertilizar los cultivos de la próxima cosecha.

Los paneles solares alimentan la granja y el edificio de la universidad que está debajo. El agua de lluvia también es captada en canales que la hacen serpentear hacia varias áreas de almacenamiento, para usarla para el riego cuando es necesario.

El tejado en cascada puede frenar la escorrentía hasta 20 veces más eficientemente que un tejado de hormigón convencional. A medida que el agua de lluvia zigzaguea por las laderas, cada nivel de TURF cosecha la escorrentía de la celda anterior, formando grupos únicos de microcuencas a lo largo de la terraza para ayudar a absorber, filtrar y purificar el agua de lluvia mientras se cultivan alimentos para el campus. Al final de su viaje, cuatro estanques de retención esperan, capaces de contener hasta 1.718.007 litros de agua una vez combinados.

Se han habilitado varios espacios para que los visitantes puedan subir a la altura suficiente para disfrutar de vistas de 360 grados de los alrededores.

Además, se usa un gran anfiteatro como espacio educativo y la TURF organiza durante todo el año talleres sobre técnicas de agricultura sostenible.

El proyecto se inauguró en diciembre de 2019, pero se terminó completamente recientemente, y forma parte de un esfuerzo más amplio en curso para que la Universidad de Thammasat sea más orgánica y sostenible.

Ver Anterior

Canadá invierte en tecnología de minera limpia en la ciudad de Quebec

Ver Siguiente

Así utilizan Strava en los nuevos proyectos de reordenación urbanística

Comentarios

Comentar Publicación